Manual de supervivencia para los que crucen el Canal de la Mancha

A continuación se transcribe una carta que puede ser de sumo interés para todos los residentes en aquellas tierras.

Estimado amigo y colega,

Por orden del Director General de la Agencia de Seguridad Nacional, y ante su inminente traslado a territorio británico para llevar a cabo una arriesgada misión operativa, se adjunta un Manual de Supervivencia que puede ayudarle a superar los considerables riesgos que conlleva el trabajo  en el  país 5-C.

Este manual recoge experiencias de agentes infiltrados en 5-C en el pasado, de variada procedencia, nacionalidad y filiación (CIA, KGB, Servicio Secreto Israelí, Stasi, etc). También se ha añadido información proporcionada por agentes emblemáticos radicados en ese país, como James Bond o Smiley, y por prisioneros cumpliendo condena en Guantánamo. Aunque no es del dominio público, por motivos de seguridad nacional,tanto Jack Bauer como Nicholas Brody han desempeñado misiones de alto riesgo en 5-C, y han aportado valiosas recomendaciones al respecto.  Nicholas Brody ha llegado a revelar off the record a la agente Carrie Mathieson que, cuando estaba en 5-C, recordaba con nostalgia sus años de cárcel en manos del cruel Abu Nazir. Las penalidades experimentadas en la prisión iraquí no eran nada comparadas con los sufrimientos que conllevó la operativa en 5-C.

Tanto ISIS como las células que aún quedan (pocas) de Al Qaeda tienen gran interés en hacerse con este manual, por lo que es imperativo que lo memorice y destruya.

A continuación detallamos las recomendaciones, ordenadas por temas.

  1. Comida.

Es uno de los aspectos más delicados para el buen éxito de la misión y que más afectan la salud física y mental del agente. Como todo el mundo sabe, la comida en 5-C es deplorable. Las patatas se fríen en aceite lubricante para vehículos pesados, y la cerveza, que se sirve tibia, se asemeja mucho al pis de gato (lo cual no es sorprendente ya que el gato es el pet nacional por excelencia). Otras marranadas típicas de la cocina inglesa consisten en las baked beans, que toman para desayunar (una especie de alubias recocidas en ketchup), el sheperds’ pie (malévolamente rebautizado por algunos como informe semanal), que se  prepara mediante el procedimiento de abrir la nevera y echar en una cazuela todas las sobras de los treinta días anteriores, dulces o saladas, frescas o revenidas. En teoría el sheperds’ pie contiene cordero, vaca, gamo y cerdo, aunque las últimas investigaciones realizadas en un laboratorio del MIT en Boston han detectado restos de hormigas, lombrices, sapos, fragmentos de ruedas de coche, airbags pasados por la túrmix, pashminas pakistaníes de importación y hasta una correa del ventilador de un vehículo híbrido.

Debe saber también que casi todos los alimentos en ese país son sazonados con abundante chile, de modo que se desaconseja que concierte reuniones con confidentes o agentes de enlace después de comer, bajo riesgo de quemar a su interlocutor debido a las llamas que saldrán de su boca.

Los postres tienen buena fama en el país 5-C, pero son una falacia. Al chocolate le echan aceite (de coche, recordamos) y la masa de las tartas o pies contiene hormigón armado, argamasa y cemento al 33%.

Algunos dicen que la única comida pasable en 5-C es el desayuno, de modo que para comer bien en este país es necesario desayunar tres veces. Si opta por esta medida, tenga cuidado. Un desayuno tipo puede contener, además de baked beans, arenques, salmón ahumado, huevos revueltos, bacon, salchichas y tostadas con mermelada de naranja. Se calcula que un 23% de los agentes destinados en 5-C en el periodo 2004-2014 han fallecido debido a un infarto, provocado por los altos niveles de colesterol del desayuno británico.

El vino está terminantemente prohibido en el desempeño de su misión. Procede de países tales como Bulgaria, Rumanía o Australia, y es tan malo que no podrá distinguir un vino con arsénico de un vino sin arsénico. Por este motivo,  es uno de los modos favoritos de eliminación de agentes por parte de los servicios secretos enemigos.

  1. Cuidado hospitalario.

Si resulta herido en una misión, bajo  ningún concepto, repetimos, bajo ningún concepto, vaya a un hospital o permita que le metan en una ambulancia.

Es mejor que intente llegar como pueda al aeropuerto o puerto más cercano y abandone el país, aunque tenga que llegar al avión o barco gateando o reptando o viajar subido en un ala o amarrado a una hélice.

Los siniestros hospitales en el país 5-C se organizan en wards. En cada ward o habitación, de dimensiones reducidas, hay unos seis pacientes. Sólo les separan unas ligeras cortinas que suelen estar abiertas, de modo que la interacción entre los pacientes del ward es constante. No hay intimidad ni posibilidad alguna de descansar o dormir.  La suciedad es notoria y la comida sigue las reglas del punto 1, aunque sin cerveza ni vino por malos que sean. Es posible que al entrar en un ward piense que está en la sala del museo británico que expone las momias egipcias, dada la avanzada edad que suelen tener los pacientes del ward y el estado catatónico en que se encuentran. No está en el museo británico: ha caído en las garras de la Seguridad Social inglesa.

Si usted entra en un ward, apresúrese a hacer testamento, despídase de su familia y dese por muerto. No le van a soltar fácilmente, mejor dicho, no le van a soltar en la vida. (Sólo se ha registrado en la historia reciente un caso de un evadido con éxito de un hospital, Julian Assange, que se refugió a continuación en la Embajada de Ecuador en Londres). Entrará a formar parte del proceloso mundo de la burocracia británica, y pasará allí semanas y semanas atado a la cama por innumerables tubos, cables y artilugios. Cuando ya no pueda más y esté a punto de saltar por la ventana, le conducirán a un hospicio, de donde tampoco podrá salir vivo. No servirán de nada las gestiones de nuestra embajada ni de nuestros agentes de enlace en territorio enemigo. Será dejado a su suerte y sus datos se borrarán de nuestros sistemas informáticos. Una vez llegada su última hora, es dudoso que se consiga repatriar el cadáver. Lo más probable es que pase a formar parte de los rollitos primavera del restaurante chino más próximo al hospicio.

  1. Colitis.

Si transita por una calle londinense, verá que prácticamente la totalidad del pavimento está cubierta por excrementos de paloma. Un grupo de investigación de la Universidad de Stanford ha publicado en la revista Nature un artículo en el que detallan los resultados de un experimento realizado con palomas aborígenes de 5-C y  palomas de otros países . Los científicos descubrieron que las palomas del país 5-C sufren una colitis crónica y severa, que deja las aceras hechas un auténtico asco. Parece ser que esta patología se debe a que las palomas se pirran por el sheperds’ pie, cuyas sobras obtienen de los contenedores; este  alimento  es gravemente dañino no sólo para los humanos sino también para el sistema digestivo de los aves, de modo que los trastornos gástricos  les hacen estar en modo colitis (e.m.c.) de forma permanente. Los efectos para la población son insufribles. La semana pasada, una paloma en plena actividad sobrevoló la cabeza de Lady Blankshop cuando salía de la peluquería, causando un daño irreparable a su peinado de 2000 libras. En la última edición de Ascot 3 millones de sombreros de señora y 2 millones de chisteras fueron inutilizados al tener la mala suerte sus dueños de coincidir en el tiempo y en el espacio con palomas e.m.c. El problema está llegando a causar serios incidentes diplomáticos. Los Embajadores que van a Buckingham a presentar sus credenciales a Su Majestad deben en ocasiones  volver a su residencia y cambiarse de ropa hasta 3 veces, porque la actividad de estas aves han dejado su chaqué hecho una ruina. En la última visita oficial del Presidente Hollande, parte de su séquito fue atacado por palomas e.m.c. Un portavoz del Elíseo ha manifestado que el ataque fue premeditado y teledirigido por el ejército inglés, si bien fuentes de Downing Street han dicho que “no les consta” semejante conexión. En todo caso, la tragedia está alcanzando tales proporciones que la Primera Ministra Theresa May ha anunciado en la Cámara de los Comunes que va a crear un comité interministerial de expertos para analizar el problema y plantear soluciones. Algunos mensajes desvelados recientemente por Snowden señalaban que los españoles han introducido estas aves en Gibraltar como modo de cabrear y doblegar a Picardo. El Ministerio de Asuntos Exteriores español ha desmentido esta filtración, aunque fuentes próximas al Ministro afirman que este no descarta utilizar las palomas como arma ofensiva.

  1. Calles

Parte importante del éxito de su misión consiste en llegar a los lugares de intercambio de información a la hora prevista y acordada con sus agentes. Puede parecer algo sencillo, pero no lo es. Londres posee una estructura laberíntica, sus calles no son rectas sino elípticas, circulares o en espiral. Los nombres escapan  a toda lógica. Encontrará, por ejemplo, calles denominadas Queen’s place, Queen’s road, Queen’s crescent, Queen’s Court, Queens Mews y Queens place. Todas son distintas, pero no es fácil calibrar dónde empieza una y donde acaba otra. Los números tampoco siguen un orden racional. El 45 puede seguir al 21 y estar justo antes del 76. A veces las calles se numeran correlativamente por una acera, hasta el final de la calle, y se continúa por la siguiente, de modo que el 1 está enfrente del 90. Otras veces se sigue la convención europea (pares a un lado, impares a otro). Otras, en fin, las casas no tienen número (para lo que sirven, se entiende).

Las calles de las ciudades inglesas presentan graves riesgos para la salud, no sólo por el problema palomístico ya tratado, o porque los coches circulen por la izquierda. Hay ciclistas suicidas a más de 120 km/hora que se saltan los discos en rojo; negros macarras en maseratis a 150 km/hora en zonas urbanas, niños en patinete a velocidades de vértigo y agentes enemigos ocultos por  burkas que pueden tenderle una emboscada en cualquier esquina.

Nunca siga el mismo itinerario y procure mantener un perfil bajo. Si es necesario, disfrácese de vendedor ambulante pakistaní; es una buena cobertura que no levanta sospechas. Si tiene problemas, coja un taxi, pero siempre negro y de estilo antiguo. Los taxis piratas y los de Uber están conducidos por yihadistas y/o indios que carecen de carnet de conducir, y la probabilidad de que choquen con cualquier vehículo que vaya en dirección contraria es muy elevada.

Advertisements
Gallery | This entry was posted in UK and tagged , . Bookmark the permalink.

8 Responses to Manual de supervivencia para los que crucen el Canal de la Mancha

  1. Anonimo says:

    Yo creo q las calles londinenses están mucho más limpias que las de Madrid, aqui no es que los perros tengan colitis es que el Ayuntamiento del cambio no está haciendo su trabajo.

    Liked by 1 person

  2. Anonimo says:

    Y que me dices del metro sin aire acondicionado??? En verano te piden q te lleves botella de agua para no deshidratarte!!!! LOL

    Liked by 1 person

    • es de suicidio. Coger la central line un día de julio en hora punta es una tortura china. Y si a tu lado va uno comiendo noodles, ni te cuento la cutrez y el agobio!
      Pero ya han empezado a poner aire acondicionado en la circle line, creo recordar.

      Like

  3. Expatriado says:

    Pues a mi me encantan las baked beaba, de hecho las he buscado en España y no las he encontrado

    Like

  4. Anonymous says:

    Me ha encantado el manual, sobre todo para saber que no siempre “lo nuestro” es lo peor.
    Muchas gracias por la información.

    Liked by 1 person

  5. Muchas gracias por el comentario.
    Ni mucho menos lo nuestro es lo peor. A mí Londres, y de hecho todo UK, me fascinan, pero aún así hay cosas que no tienen un pase, en mi opinión, como la comida, la limpieza y la sanidad. Eso sí, en general son mucho más responsables, educados y, por supuesto, puntuales. Venden bien, comunican bien, cantan bien y actúan (en el cine, en el teatro…) bien. Cada país tiene sus cosas buenas y malas, y por eso enriquece tanto viajar y procurar conocer a fondo otros lugares y mentalidades.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s